viernes, 3 de junio de 2011

Poema que quiso ser canción y que quedó en un blog


Buscaré una historia en tu historia,
bañaré mi sueños en el color de tu verdad.
Quitaré el ceño de mi boca
y la abriré al cielo en busca de una gota de tu amor.
Trataré de ser el fugo de tus ojos
y cada huella tuya la dibujaré en mi piel.
Trataré de escribir en tu memoria
y pondré mi nombre junto a tu voz.
Pero de una cosa estoy seguro
que mi corazón entra en el reglón de tu corazón
y que este poema loco
redoblará en los rinconces de todo tu corazón.

martes, 19 de abril de 2011

Avistamiento de un marciano


Foto genuina. Cualquier parecido con la irrealidad no es pura coincidencia

jueves, 31 de marzo de 2011

Poema confeso de amor


Amor, amor, amor te veo y se me para... se me para el corazón.
Amor, amor, amor, cuando te das la vuelta, ya no puedo, porque veo más que tu interior.
Amor, amor, amor, contigo soy otro porque cada mañana al verte, me dan ganas de agarrarte, de agarrarte, de agarrarte para no dejarte ir jamás.
Amor, amor, amor, mi deseo más profundo es llenarte, llenarte, llenarte de mucho y placentero amor.
Amor, amor, amor quiero cogerte, quiero cogerte, quiero cogerte y llenarte de besos cada mañana para ser muy feliz.
Amor, amor, amor, cuando me das muchas caricias, yo me vengo, me vengo, me vengo con emoción para estamparte un beso en el corazón.
Amor, amor, amor, yo me muero por tocar tus grandes te…, tus grandes te quieros con la luz del bello sol.
Amor, amor, amor, por eso estoy contento porque sé que en cualquier momento tú y yo tiraremos, tiraremos, tiraremos de este bello y majestuoso amor.

martes, 7 de diciembre de 2010

La Ricardonareada come back (parte III)

El cardenal Eduardo Carrera cogió su báculo por la mitad y causando gran sorpresa entre los asistentes, desvainó de ella una espada y apenas vio que los anátidas subían la escalera de la casa de Briceño, emuló a Beatrix Kiko de Kill Bill Gates[1]. Con un movimiento tipo el Gato con Bolas de la película animada de Dreamfucks, Shreck; el cardenal partió en dos a uno de las chicas con sorpresa que subía y, al que estaba a su lado, le dio un corte por el cuello, cayendo su cabeza por los pies de Depredador, quien lo cogió y lo guardó en su mochila junto a la cabeza de otros monstruos del mundo, como la de la rana Pelé.

Luego de destajar a todos los patos, el cardenal llamó a la matrona de los Briceño, pidiéndole que aproveche la oportunidad y prepare un suculento arroz con pato a la chiclayana. La señora Briceño hizo caso al cardenal luego de comulgar ante él e hirvió las cabezas de los anátidas para una sopa levanta muerto para cortar la resaca que iba a dejar el briceñotono.

Luego que se acabó la primera caja de chelas y que el ‘Chancha[2]’ sacara con las justas para un par de chelas (caminaba cabizbajo y se sentía solo y derrotado), Colita, indignado, vociferó que si no habían chelas helenas iba a dejar el tono para partir a su viaje, a lo que John Briceño prometió solucionar el problema. Motivo por el cual todos se miraron como quien dice “y éste, que chicha va a hacer”.

La gota colmó el vaso o, mejor dicho, que faltó en el vaso, hizo que todos los invitados a la fiesta comenzaran a mecharse entre sí. Colita le metió un tacle en los David Bowie a Miguel Pances Guatán, quien trató de morderle la cola al can, pero al darse cuenta de que carecía de ella, lo mordió la cola delantera.

Alex Kutrí le lanzó un pollo a Alberto Íloca, quien le lanzó los guiones de la obra El ávalos de Troliere[3]. Zidenine Tintán le metió un cabezazo estilo Alfemania 2006 a William Platsinger, quien respondió lanzándole la pierna ortopédica de Luciana de la Cruz[4]. CachePe’, redactor de Menú21, le lanzó una lonja de su cachete con la cual partió la barita mágica de Harry Pottier[5]. La selección francesa de Sudáfrica 2010 empezó a patearle el cráneo a los Magníficos. Obama Barackus agarraba un pelícano embarrado con petróleo del golfo de México y golpeaba con ello a Piñata. Joan Noran van Desar golpeaba con una raqueta de ping pong a Ricardo Briceño, quien se defendía con la espada de Damocles. A su lado el negro Mama era cocinado en un caldero por la gentita de Lundú[6], quienes revolcaban al negro en harina porque no les gustaba comer cosas negras. Los juguetes de Toy Story sacaban los kimonos a los personajes de Tokyo Story, mientras que su director, el ponja Yasujiro Ozu, primo del exinto ‘chino’ Can[7], sacaba su sable y cercenaba la otra mano de Darth Baylyer. Tribilín, el personaje de Disney, medía su extensa “colita delantera” con la del Tribilín de “Trampolín a la cama” y con el Boa. Al no ponerse de acuerdo ambos personajes, se enfrentaron con sus espadas láser de cartílago y carne.

Hasta que un grito paralizó todo movimiento. “Eureka, Eureka”, se escuchó decir a John Briceño, “encontré la clave de la eterna juerga. Se metió la mano al pantalón (todos pensaron, este mañoso de mela), pero extrajo un objeto brillante: un aleph.

No era insano ver a Colita atravesar el portal interdimensional con una cuerda atada a la cintura, lo que sí resultaba extraño era que esa cuerda no era elaborada de la clásica paja, sino que era una hecha de hot dogs marca Otto von Bismarck Kunz[8].

Pasaron los minutos y Colita Carrera, dueño por herencia de los fundo de la ciudad satélite Panda Rosa[9], no salía. La gente empezaba a destapar las botellas de la rica y espumosa rubia Cristal, cuando un sonido irrumpió el salón. No, no era una nueva crítica de Marlon Aureliano Biennegri[10], sino era Colita, quien venía con un calzón de geba colgada en una oreja.

-Muchachos… ¡Esto está de la puta madre!, bramó con sus Brahmas[11] en la mano.

Los concurrentes al tono de Briceño pararon la oreja y al ritmo de la Terecumbia haciendo trencito chacalonero, emprendieron rumbo al aleph.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Octubre del 2009, Checoslovaquia

Querido hermanos, ante todo redacto esta misiva pensando en los que realmente son mis amigos. Rindo culto a la amistad, la única relación verdadera, exenta de imagos atrofiantes, sino de esperanzas y de hermandad. Por ello les digo que dejo mis más preciados libros a la nueva Biblioteca Nacional, menos la primera edición de Los miserables de Victor Frugo[12], ese preciado material se lo dejo a la Organa Vargas Losa, como agradecimiento en mi estadía en Bieloprusia, aquel caluroso y excitante verano del 99.

A Christopher Dávalos, dejo mi agenda Hello Kata, en donde están apuntados mi noneálogo del Tramposo y los números de las más apetecibles malcriadas que han desfilado por las contracarátulas del diario del Papa, Trome[13]. Hijo, ojalá que con este aporte, dejes de ser el rey de las three tomes.

A Ricardo Briceño, dejo mi colección a tamaño natural de los basquetbolistas de las temporadas 2000 – 2005 de la NBA. Querido británico, ojalá sepas darle el debido uso que se merecen (No hagas cochinadas con ellos, carajo). Te dejo también el condón usado por el trípode humano Mandingo y el verdadero número de Golosita, para que la llames de verdad y logres debutar con ella como se merece.

A Frederick Aguilar, le dejo mis acciones en la compañía Huggies, porque algo me dice que tu futuro hijo te dejará misio de tanto pañal con popó que vas a botar a diario. Te dejo también el número del Cabriola Mauro Mariño[14] y el de Mondongedo[15] para que los granputees como te plazca.

A Marcos Aguino, le dejo la medalla de premio Nobel que le gané en una timba a García Márquez en una chupeta en La Habana junto a Dieguito Maradroga e Infidel Castro. Y no puedo negarle el manuscrito tengo de Vargas Losa de “La ciudad y las perras”, el cual me lo dio a cambio una copia del best seller “La señito” de Carlos Viral, en las fotocopiadoras sanmarquinas de Mary.

A Eduardo Carrera, le dejo el primer corte de barba de Agusto Álvarez Ronisch, para que se la pegue en su lampiña cara y llegue a ser director de Menú21. Le encargo también que concluya la segunda parte del Kamakutra que dejé inconclusa, debido a su performance pipiléptica. Le encargo el cuidado de mi sobrino ‘La foquité’ Fantán, que lo cuide, lo aconseje y lo aleje de las trampas que lo quieren “centrar”. Usted, señor Carrera, es el más centrado del grupo pues no necesita de transportador para caminar en un ángulo de cero grados.

A un tal Alipio, le dejo la presidencia de Patria Roja y la cartera del Ministerio de la Cooltura. Deseo que en el Perú en vez del perreo, todos los adolescentes incautos bailen el baile de las tijeras, un pío chickens pío, una saya, un landó de Susana Maca. Amigo Chistólogo, le dejo para tal tarea, los zapatos del gran danzarín ruso Mijaíl Nikoláyevich Baríshnikov[16].

A mi amigo de entreñas, Colita, le dejo mi residencia en Oregon, mi pequeña casa en Madrid y mi departamento en la rue Morgue en Paris. Disculpa, Colita, pero mi residencia en Londres debe ser usada como un mausoleo a favor de los zurdos que luchan por los derechos humanos. Te dejo la lanza de Longino y el santo grial también, consérvalas y guárdalas. Así evitarás el regreso del imperio fascista Lazi, que tanto daño nos hizo en el siglo XX.

Este breve e inusitado testamento deberá ser leído si es que no se sabe nada de mi persona luego de seis meses, lo que significa que seré comida de peces al fondo del mar, o que haya sido ejecutado por agentes de la CIA, o castigado sin piedad por tres tomos despechadas de la KGB, debido a revelaciones que haré en el mes de noviembre del 2010.

Un abrazo fuerte a todos.

Los quiere, Chuvaquita.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Se frotaron los ojos, no podían creerlo, estaban en un punto en donde todo era todo, en donde confluían todos los tiempos y los personajes que nunca habían visto y que sí habían visto. Estaba Rafael Leonidas Trujillo hablando consigo mismo cuando era joven y niño, estaba Janis Joplin soplándole la pita a un ya maduro Federico Plactón García. Se podía ver a Rogger Rabitt comiéndole la zanahoria a un rebosante Cobby.; a Falso Ewok follando con la Brasilera, a Mathías Trivio enseñando el poto a Peter Ferrari, quien se frotaba las manos. Más allá Manco Cápac postulana al congreso por el partido nacionalista “Al fondo hay sitio”, Nino Peñaloza le movia el frejolito a Frejolito Barrantes[17]. José Charles Mariátegui le jalaba de las patillas a su nieto Aldus Mariátegui, Imac Sumac le servía una chela a Tongo y este tiraba la espuma al suelo. Augusto Tele Guía escribía un artículo para la revista electrónica “El falador”.

Frederick vio a su hijo levantándose a la nieta de Gisela Varcárcel. Ricardo Briceño se vio a sí mismo en Londres sentado en un banco esperando a Godott. Un anciano Eduardo Carrera censuraba un artículo a favor del uso del preservativo como director emérito del decano Él Comerció. Un púber Christopher Dávalos era choteado por una bella chica jurando tomar venganza en adelante, prometiendo estar solo con tres tomos. Un Marcos Aguino recibiendo el premio Rómulo León Gallegos por una novela sobre faenones. Untal Alipeó danzaba sobre las cenizas de lo que una vez era el Metropolitano. Colita levantándose de la cama luego de un encuentro con todo el elenco de “La Jaula de las Pocas”.

En la mesa estaba el maestro Porras Barnechea, Melcochita, Chubaquita "el grande", Rodrigo Putiño, Chumpita Velásquez y el mostruo de dos cabezas creado por el doctor en ciencias psicopatológicas literarias, Miguel Pances Wamán.
Entre el público se encontraban los creadores y los pseudo creadores, una disputa que había empezado sin que los primeros se dieran cuenta. Se encontraban en el Centro de Convenciones de María Mongola, El Mero Loco, Jacques Perrida, El Chun Arruego, Sor Juana Inés de la Puz, El beatito, Gengis Rico Kan, el cobrador de combi del integrado de la base 99, DJ porcina, uno de los perros hambrientos de Ciro Taipe Alegría (el mismo perro que años después se colaría en la premiada novela de Margas Losa, La ciudad y las perras), Gay Guerrero, Santo Tomás Valle de Achino (el santo de las tres tomos), Ginocchio, Nopo, Gonta, John Lemon, A Tilsa Melasano, el Pollo del especial de amor, Opal, el Jaguar You, Trsitán e Isolda, el ex rector de la UNMSM Manuel Paredes Meenriquezco, Angobaldo, El chavo del Ocho, William Platswinger (directamente desde Alfemania, llegó al Perú con una delegacion especial con Ángela Merkel, Gordon Shumway, Goethe, Lothar Matthaus, la abeja Ganya, etc.), el consigliere del Padrino, el tiburón de El Viejo y el Bar, Bod Patiño (hermano de Mirtha Patiño), Franco Portal, la Flor de la Canela, el pucu pucu, Bioy Casareto, Alonso Cuete, la rana Pelé, Banda Blanca (los creadores del tema "Pollito con papas"), Bin Ladren, Carlos ArrozconMango, Florcita Polo de la mano con Mary la fotocopiadora, Todo Todorov, el doctor Aljobín.

Y ríos y ríos de cerveza, espumosa, rubia y benigna que emanaba del cerro san Cristobal en el Centro de Lima y que recorría El directorio, El Yakana, El mirador, El Munich, El averno. Era el paraíso, algo imposible de describir, un sueño de chela, sexo, literatura y adrelanina.

- Puta mare, esto es vida, dijo Dávalos antes de verse en su etapa púber choteada. Para luego, achalinarse y buscar a otra tres tomos.

- Pero qué día es, le preguntó Briceño a Colita.

- Es, o mejor dicho son, todos los días. Podemos celebrar el cumpleaños de todooos, carajo!!! Y sacó de su bolsillo un jonca de chelas y un par de huiritos escandinavos.

De pronto alguien gritó: ¡Perú clasificó a un mundial¡ Todos pensaron que era al de Brasil 2014, Rusia 2018 o Qatar 2022; pero no, era la voz de Poncho Rospigliosi que gritaba la clasificación de Perú a México 1970.

- Puta mare. En este país todo son contactos, por eso contacteo, dijo Ricardo Briceño, cuando llegaron ante él Cobby y un Ricardo Briceño muy anciono, de unos 102 años.

- Me deprimes, le dijo el anciano Briceño al joven Briceño.

- Me deprimes tú, viejo tercermundista. Se escuchó una voz, era otro Briceño, ahora de 45 años.

- Me deprimes tú, alimentador de perros con zanahorias. Otra voz provino de una esquina, era un Briceño de 65 años, algo pelado

- Me deprimes tú, locutor bamba de cocaleros con plata. Era esta vez la voz de un Briceño chic con peinadito de peluquero y pantalones de vaquero de cuero.

- Callénse, derrotistas. Esta vez era un Briceño de 32 años con dos flacas, una en cada brazo.

Las intervenciones Briceñezcas no pararon por dos días, de todos lados aparecían Ricardos de diferentes edades y de diversas dimensiones. Llegó tal la cantidad de Ricardos Briceños que colmaron todo paseo de la Repúbica y decidieron fundar el partido briceñista del Perú “Yo te confirmo”.



[1] Kill Bill Gates. Película protagonizado por John Briceño (2001), dirigida por el director de cortos ‘Chatín’. La película trata de la venganza de John, cuando su sistema Windows X Pe’ falla justo cuando una de sus trampas virtuales le iba a mostrar la chichiolina.

[2] Personaje pintoresco que emula la filosofía Briceñesca: “Yo haga la chancha, pongo la iniciativa y no pongo nada”.

[3] Troliere, seudónimo del francés Jean-Baptistute Poquemón, dramaturgo que escribía sobre encuentros amorosos entre tres tomos y estudiantes de Derecho que les gusta patear las rodillas.

[4] Luciana de la Cruz, criollísima conocida por realizar sus megapolladas al estilo español. Polladas en donde la polla tenía un papel importante. Se dice que por tal motivo, en el mes de abril, una española llamada Inmaculpada Pulgido arribó al Perú.

[5] Sobrino del actor afrogermano Sigfried Pottier, que actuara en la película: “Al trome con cariño”.

[6] ONG formada para censurar las actuaciones del Negro Mama y que come gatos recogidos en las calles de la Victoria.

[7] El ‘chino’ Kan, ilustre musicalizador de antiguos programas del ‘Niño’ Terrible. Conocido también por ser quien creó la banda sonora de la película El padrino (de Floricita Polo), 9 semanas y media (con una tres tomos) y Alias la gringa, película dedicada a la española Inmatrucada Pulido.

[8] Otto von Bismark Kunz, revolucionario alemán que peleó al lado del genial Goron Shonwell en la gloriosa batalla de Melmack. Luego de su exitosa carrera militar, Ottito (como le decía sus amigos cercanos), incursionó en el mundo político, llegando a ser presidente de la Confederación Alfemana, siendo su principal logro, el lanzar al mundo del Ortooberkfest, fiesta en donde se rinde se reinde tributo cariñoso a las dos primeras sílabas de esa palabra gracias a un embutido que lleva de marca su nombre.

[9] Ciudad satélite Panda Rosa, fundada en honor a los exóticos osos chinos que comen bambú y no zanahorias y que por razones macabras y peterferrarescas acabaron entonando la canción de Indoachina “Tercer sexo”.

[10] Genial sacada de erda a un librillo de un tal Ronca Gigolo.

[11] Luego de ser expulsado del cuartel de los Superamigos por meterse una encerrona con las diosas Shiba, Shipiba y Toshiba y practicar con ellas la segunda edición aumentada del Kamakutra, Brahma se decidió a vagar por el mundo, aposentándose en Sudamérica, en donde fundó una compañía cervecera que llevaba por nombre su name, siempre bajo el sabio consejo de Fortunado ‘Las bodas de’ Canán.

[12] El que le puso leche al jugo.

[13] Diario funfado por Bienadicto a las Sub XVI debido al lavado de activos del Vaticano, dinero sucio conseguido en la guerra del Golfish, luego de tomar posesión de 57 posos petroleros.

[14] El poeta mas cabro, más cabro que Cernuda y que se dejaba puntear por el magister Miguel Bances Mudarra Huatán.

[15] Sempiterno profesor apollesco que se encarga de destruir sueños a cándidos estudiantes de literatura con sus cursos de Teoría Literaria episodio I, Teoría Literaria episodio II… Teoría Literario episodio VI y que amenaza con extenderse hasta la novena parte, mismo Tío George Lucas.

[16] Danzarín ruso que no quiso ser ruso y que se fue a Estados Hundidos para bailar bailes exóticos a ricachones millonarios como Rocketfeller, Bill Ways, el Rey Lear, entre otros.

[17] Tío de Patty Barrantes.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Condones y Cipriani

Mucho se discute de la Iglesia católica está en contra del uso de preservativos. Hoy descubrimos que en el Perú tales propuestas tienen un claro origen: no quieren competencia. ¿El motivo? Existe una marca de condones que están a punto de lanzar al mercado y que se ven afectados con la repartición gratuita de preservativos por parte del MINSA.


P.D.: No me censures RPP.

domingo, 7 de noviembre de 2010

Mario Vargas Llosa lee Trome


Foto que nadie se atrevió a publicar. Sí señores, Mario Vargas Llosa lee el Trome. De paso es hincha de Leysi Suarez. Conclusión: Mario es 100% peruano.